La evolución de los hábitos del consumidor

La evolución de los hábitos del consumidor online durante la pandemia

Ahora que volvemos a recuperar la normalidad, ¿continuarán con nosotros los hábitos adquiridos en el confinamiento?

66 días. Este es el tiempo que tardamos de media en adquirir un nuevo hábito según el estudio «Making health habitual: the psychology of ‘habit-formation’ and general practice» que cita Alex Gevers, Senior Insights Manager de comScore, en un artículo que analiza los hábitos del consumidor que han visto la luz en esta crisis. Teniendo en cuenta que la pandemia del coronavirus se ha prolongado durante más tiempo, todo apunta a que los hábitos adquiridos en el confinamiento seguirán siendo objeto de interés para las marcas en los próximos meses. Pero, ¿terminarán por desaparecer ahora que comenzamos a recuperar la normalidad?

Con el fin de conocer en profundidad cómo se ha transformado el comportamiento de los consumidores online durante este tiempo y dar respuesta a esta pregunta, comScore ha realizado un análisis de la actividad de los usuarios en Francia, Alemania, Italia, España y el Reino Unido desde llegó la pandemia. Unos datos que revelan la evolución de estos hábitos en función de las diferentes etapas que hemos vivido en las últimas semanas.

Etapa 1. Procesando las noticias (de principios de enero a principios de marzo)

Los primeros días de la pandemia, los consumidores se encontraban ávidos de información, y los sites englobados dentro de «noticias e información» vieron en este momento cómo se disparaba su actividad. El consumo aumentó durante el mes de enero de 2020 y creció significativamente a finales de febrero. A mediados de marzo volvió a aumentar, coincidiendo con las medidas que los gobiernos implementaron para frenar el brote de coronavirus. Desde entonces, el consumo de noticias online se ha mantenido a unos niveles altos en la mayoría de los países.

Etapa 2. Volver a lo básico (de mediados de marzo a principios de mayo)

Cuando comenzó el confinamiento, los consumidores tuvieron que adaptarse a una nueva rutina en casa, un espacio que se ha convertido en su lugar de trabajo y de ocio, así como en escuela y gimnasio. Durante esta fase, sectores como el comercio minorista online vieron cómo aumentaban sus cifras, pero otros negocios, como los relacionados con compras no esenciales y de alto coste, se detuvieron en seco. En este contexto, las redes sociales y las aplicaciones de mensajería se convirtieron en un canal clave para mantenerse en contacto con su comunidad. Algunos usuarios optaron por los juegos online, mientras que los padres se enfocaron en garantizar educación y entretenimiento a sus hijos.

Etapa 3. ¿La luz al final del túnel? (desde principios de mayo)

Los sectores del turismo, viajes, automoción o inmobiliario han sido algunos de los más afectados por esta crisis. En los dos últimos sectores, durante las dos primeras semanas de mayo las visitas se han recuperado un poco después de alcanzar su mínimo en marzo, y en algunos casos, están por encima de los niveles previos a la pandemia. Sin embargo, para la categoría «Viajes» la actividad sigue siendo moderada, probablemente debido a la incertidumbre que rodea la logística de cualquier desplazamiento.

Aunque consideran que es «demasiado pronto» para saber con certeza si los cambios en el comportamiento se prolongarán más allá de la pandemia, desde comScore ven «poco probable que todos los hábitos de consumo adquiridos durante estos dos meses encerrados en casa desaparezcan de la noche a la mañana, especialmente porque la «nueva normalidad» impondrá cambios en la forma en la que vivimos y trabajamos durante algún tiempo«. No obstante, las cifras que comienzan a obtener las categorías relacionadas con el sector inmobiliario y el sector automoción indican que los consumidores no se han olvidado de sus planes previos al COVID-19.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Necesitas Ayuda
Hola en que podemos ayudarte